jueves, 30 de abril de 2009

Cómo prevenir las piedras en el riñón

Un dicho popular nos dice que más vale prevenir que curar. Y por ello, y si tiene entre 40 y 45 años, tiene que saber que el índice de afectados con piedras en el riñón aumenta considerablemente. Una manera de prevenir lo tenemos en la medicina popular y tradicional. Un consejo que solemos dar los médicos es el que se debe tomar al menos 3 litros de agua al día. Pero hay varias hierbas que además previenen estas dolencias y algunas llegan a curar los cálculos.

Cola Caballo
Se dice de ella, que es una de las hierbas más antiguas del planeta. Tiene un alto contenido en sales potásicas, y por eso se recomienda para los casos de osteoporosis y desmineralización, para la anemia y la fatiga renal.
También es una buena ayuda para los drenajes, y para el fortalecimiento de la vejiga por sus virtudes diuréticas, pero incluso, hay quien la utiliza como tónico mojando un algodón en el resultado de cocer los tallos de la planta, y aplicándolo en la piel para los hongos.
La cola de caballo es una planta de la que se puede aprovechar casi todo. Es recomendable tomarla en infusiones varias veces al día.

Ratonera
Es una planta endémica canaria que tiene forma de arbusto, además tiene la cualidad de reproducirse por semillas durante casi todo el año. Esta planta es muy común encontrarla en lugares secos de las zonas costeras de la Isla.
Es una hierba muy conocida por ser un poderoso anti-inflamatorio de riñones, además alivia la irritación de la vejiga urinaria y la cistitis. Dado que es una planta diurética, está recomendada para tratar los cólicos nefríticos.
De la hierba ratonera se puede usar todo: raíz, tallos y hojas. Para tomarla, se cuece durante unos diez minutos, luego se deja reposar y se bebe unas cinco veces al día.

Rompepiedra
Es una planta crucífera con forma de arbusto y suele crecer en zonas donde tenga contacto con el agua como: fuentes, acequias y nacientes.
Esta planta es de naturaleza caliente, con esencias sulfuradas ricas en cobre y en yodo. Además tiene propiedades diuréticas y tonificantes para la vejiga urinaria y una alta graduación calórica, por eso puede disolver toda clase de cálculos renales.
Las hojas frescas se pueden masticar y tienen la facultad de fortalecer los dientes y las encías. Para hacer la infusión se puede utilizar tanto las hojas, como los tallos, o las semillas; hay que beberla caliente, en ayunas y antes de dormir.