sábado, 26 de noviembre de 2016

¿Antibióticos sí o no en los niños?

Hace unos días se celebró el  Día Europeo del uso prudente de antibióticos, motivo por lo que el Comité de Medicamentos de la Asociación Española de Pediatría (AEP) quiso llamar la atención en torno al mal uso que pudiera estar haciéndose de estos fármacos en el ámbito de la pediatría. ya que, según los expertos, más del 90% de las infecciones que tienen los niños durante los 2-3 primeros años de vida están causadas por virus, y por tanto no precisan antibióticos; sin embargo es raro encontrar un niño menor de 3 años que no los haya recibido.

Los pediatras recuerdan que, los antibióticos son medicamentos que se utilizan para tratar infecciones producidas por bacterias y que no son efectivos frente a virus u otros microorganismos. El riesgo del uso indebido y el abuso de antibióticos se debe al desarrollo de resistencias a los mismos por parte de los microorganismos, de tal forma que si no los cuidamos entre todos, mañana no servirán para curar.

Así, además de llamar a la responsabilidad de los profesionales de la salud de utilizarlos adecuadamente y basándose en la evidencia científica actual, los pediatras apelan a la de los padres, quienes deben confiar en su pediatra. Solo reduciendo el uso inapropiado de antibióticos nos protegeremos de las conocidas como superbacterias multirresistentes, ya que cada antibiótico que nos ahorramos es una nueva opción terapéutica para el futuro.

Los antibióticos no son analgésicos y no pueden aliviar el dolor de cabeza, garganta o quitar la fiebre. Hasta el 80% de las infecciones invernales que afectan a la nariz, los oídos, la garganta o los pulmones es producida por virus, por lo que administrar antibióticos al niño no va, en ningún caso, a aliviar esta sintomatología. Además, en muchas ocasiones, existe presión de la familia que exige un determinado antibiótico para que se cure el catarro de su hijo y los síntomas de los catarros se pueden aliviar con otros medicamentos, como los analgésicos que disminuyen el malestar, el dolor y la fiebre.

Fuente: AEP (Asociación Española de Pediatría)

miércoles, 16 de noviembre de 2016

Campaña contra la venta de medicamentos ilegales en internet



Todos sabemos que los medicamentos deben ser prescritos por médicos los que conociendo cada caso en particular son los únicos que podrán prescribir un fármaco determinado. No vale el hecho de que a la vecina o al amigo del amigo le fue bien aquella o la otra medicina, la medicación debe ser particular para cada uno. Además en el tema que nos trae hoy el problema es que nadie nos asegura lo que nos están vendiendo que, lo más probable no nos haga daño porque seguramente no nos están dando lo que dicen. Por tanto, sumarnos desde aquí contra la venta de medicamentos por internet.

domingo, 6 de noviembre de 2016

Juegaterapia



Desde aquí nos queremos hacer eco también de "Juegaterapia" un proyecto con el que los niños ingresados en las habitaciones de aislamiento del Hospital Gregorio Marañón de Madrid vivirán una experiencia única en una auténtica Estación Lunar. Un viaje mágico que les ayudará a superar su aislamiento con una sonrisa en los labios.

lunes, 10 de octubre de 2016

Vacunación antigripal en niños para esta temporada: Recomendaciones de la Asociación Española de Pediatría

Cada año, el Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría emite sus recomendaciones sobre la vacunación antigripal en niños y adolescentes, basándose en la revisión exhaustiva de la bibliografía existente y el análisis de la experiencia de las temporadas anteriores y, en particular, lo relativo a la efectividad y seguridad de las vacunas disponibles.
Las Recomendaciones para esta temporada se resumen en las siguientes:
  • -Grupos de riesgo: niños a partir de los 6 meses de edad y adolescentes en determinadas situaciones o con enfermedades de base.
  • -Niños sanos a partir de los 6 meses de edad, adolescentes y adultos sanos que convivan con pacientes de riesgo.
  • -Miembros del entorno familiar, cuando existan lactantes menores de 6 meses de edad con factores de riesgo, ya que estos no pueden recibir la vacuna antigripal.
  • -Todos los profesionales sanitarios.
Además, se recomienda emplear preferentemente vacunas antigripales tetravalentes, tanto inactivadas para uso por vía intramuscular (no disponibles en España en esta campaña), como atenuadas por vía intranasal, con las indicaciones y posología de sus fichas técnicas correspondientes.
También este Comité Asesor considera que la vacunación antigripal de los lactantes mayores de 6 meses, no incluidos en grupo de riesgo, si sus padres lo solicitan y su pediatra lo considera conveniente, es una medida recomendable, dada la elevada tasa de complicaciones asociadas a la gripe en este grupo de edad.
Por último, se destaca la importancia de la vacunación de los profesionales sanitarios como medida de protección propia, como expresión de solidaridad social y de ejemplo y responsabilidad ante los pacientes a los que se atienden.

Más información: AEP

lunes, 12 de septiembre de 2016

El cerebro de nuestros hijos


Álvaro Bilbao es neuropsicólogo, nos brinda cuatro ideas fundamentales para ayudar a nuestros hijos a cuidar su cerebro. El amor, que no debemos confundir con la sobreprotección, el ejercicio físico para oxigenar bien el cerebro, la nutrición neurosalusable y la gestión del estrés y el autocontrol son las claves que nos brinda este neuropsicólogo que considera que si enseñamos a cuidar el cerebro tendremos hijos más felices.

martes, 6 de septiembre de 2016

El herpes simple


El herpes simple es una infección común que puede afectar a los labios, la boca o las encías debido a un virus del herpes simple. Provoca pequeñas ampollas muy dolorosas. La mayoría de las personas se infectan con este tipo de virus durante la infancia o la adolescencia. Tras la primera infección, el virus se "adormece" en los tejidos nerviosos de la cara, pero en ocasiones el virus se reactiva y produce las típicas lesiones con ampollas muy dolorosas que se denominan comúnmente calenturas.

Estos virus se propagan fácilmente de las personas que tienen una lesión de herpes. Se puede contraer tras contacto íntimo con una persona infectada o por tocar una lesión de herpes o algo que haya estado en contacto con el virus como máquinas de afeitar, toallas, platos y otros utensilios que se compartan.

.Los síntomas suelen ser leves pero muy molestos; en la mayoría de los casos aparecen de 1 a 3 semanas después de entrar en contacto con el virus. Pueden durar hasta 3 semanas y se manifiestan por comezón en los labios o en la piel alrededor de la boca, ardor cerca de los labios o la zona de la boca, hormigueo cerca de los labios o la zona de la boca, dolor de garganta, fiebre, inflamación de ganglios linfáticos y dolor al tragar.

Un herpes simple puede desencadenarse por la menstruación o cambios hormonales, exposición al sol, fiebre o, simplemente, por estrés.

Los síntomas pueden desaparecer por sí solos sin tratamiento en 1 o 2 semanas. Se pueden recetar medicamentos para combatir el virus, llamados antivirales que pueden ayudar a reducir el dolor y hacer desaparecer los síntomas más rápidamente. También se utilizan cremas cutáneas antivirales que, sin embargo, son caras y con frecuencia poco efectivas.

Podemos aplicar hielo en las llagas para ayudar a aliviar el dolor, también lavar las ampollas suavemente con agua y jabón antiséptico. Evite las bebidas calientes, los alimentos picantes y salados, y los cítricos.
Haga gárgaras con agua fría o tome helados. Enjuáguese con agua salada. Tome un analgésico si sintomatología general.

El herpes oral por lo regular desaparece por sí solo en 1 o 2 semanas y sólo es grave si afecta a las zonas alrededor de los ojos o si se tiene una enfermedad sistémica que afecte a las defensas.

Por último, decir que para prevenir este mal debe utilizar protector solar o bálsamo labial que contenga óxido de zinc en los labios antes de salir de casa. Evitar el contacto directo con llagas ocasionadas por el herpes. Lavar objetos como toallas y ropa de cama en agua hirviendo después de cada uso. No compartir utensilios, pajillas, vasos ni otros elementos si alguien tiene herpes oral.

jueves, 25 de agosto de 2016

El estreñimiento en la infancia

El estreñimiento de nuestros hijos es un problema al que muchos padres nos enfrentamos y que seguramente está en clara relación con la adquisión de unos hábitos adecuados desde muy pequeñitos, de los cuales somos los padres los responsables de que se lleven a cabo de forma satisfactoria. Por este motivo les traigo hoy esta Guía para padres sobre el tratamiento del estreñimiento en la infancia publicado por el Hospital San Juan de Dios de Barcelona y a la que pueden acceder de forma completa a través del siguiente link

martes, 26 de julio de 2016

Guía para padres sobre la prevención de lesiones no intencionadas en la edad infantil

La Asociación Española de Pediatría ha publicado Guía para padres para prevenir lesiones no intencionadas en la infancia y que está disponible para todos online a través del siguiente enlace
La guía se divide en cinco bloques:
  1. Importancia sociosanitaria de las lesiones no intencionadas en la infancia: explicamos por qué es un problema de salud pública y por qué su prevención contribuye a mejorar el nivel de salud de la población.
  2. Principales accidentes: se abordan los tipos de accidentes más frecuentes, sus principales consecuencias y sus medidas generales de prevención.
  3. Principales accidentes por edades: la fase de maduración del niño es de importancia crucial para conocer los riesgos a los que puede estar expuesto. Por ello en este capítulo se aborda la prevención de lesiones según la edad del niño.
  4. Peligros en…: en este capítulo se enfoca la prevención de lesiones desde el punto de vista del lugar en el que se encuentra el menor: el hogar, la calle, el deporte, un incendio.
  5. Primeros auxilios: este apartado podría considerarse un manual n sí mismo. Está redactado con las recomendaciones actualizadas de los grupos de expertos en la atención al paciente urgente, y aporta información muy clara y visual sobre lo que hay que hacer, y también sobre lo que no hay que hacer ante un niño accidentado.