martes, 26 de julio de 2016

Guía para padres sobre la prevención de lesiones no intencionadas en la edad infantil

La Asociación Española de Pediatría ha publicado Guía para padres para prevenir lesiones no intencionadas en la infancia y que está disponible para todos online a través del siguiente enlace
La guía se divide en cinco bloques:
  1. Importancia sociosanitaria de las lesiones no intencionadas en la infancia: explicamos por qué es un problema de salud pública y por qué su prevención contribuye a mejorar el nivel de salud de la población.
  2. Principales accidentes: se abordan los tipos de accidentes más frecuentes, sus principales consecuencias y sus medidas generales de prevención.
  3. Principales accidentes por edades: la fase de maduración del niño es de importancia crucial para conocer los riesgos a los que puede estar expuesto. Por ello en este capítulo se aborda la prevención de lesiones según la edad del niño.
  4. Peligros en…: en este capítulo se enfoca la prevención de lesiones desde el punto de vista del lugar en el que se encuentra el menor: el hogar, la calle, el deporte, un incendio.
  5. Primeros auxilios: este apartado podría considerarse un manual n sí mismo. Está redactado con las recomendaciones actualizadas de los grupos de expertos en la atención al paciente urgente, y aporta información muy clara y visual sobre lo que hay que hacer, y también sobre lo que no hay que hacer ante un niño accidentado.

sábado, 9 de julio de 2016

La muerte súbita en lactantes

Vídeo sobre la Síndrome de la Muerte Súbita del Lactante (SMSL) elaborado por el Servicio de Neonatología del Hospital La Fe de Valencia con colaboración del Grupo de Trabajo para el Estudio de la Muerte Súbita Infantil de la Asociación Española de Pediatría
 

martes, 28 de junio de 2016

Cómo prevenir la pérdida de audición en los niños

Según la OMS (Organización Mundial de la Salud), casi 32 millones de niños en todo el mundo sufren de una pérdida de audición que se considera discapacitante. De acuerdo con el nuevo informe de la Organización Mundial de la Salud Pérdida de audición en la niñez: ¡qué hacer para actuar de inmediato!, el 60% de la pérdida de audición en la niñez es prevenible. Además, el informe explica que si los niños reciben precozmente la atención que necesitan, se puede asegurar el logro pleno de sus potencialidades.
El Dr. Etienne Krug, Director del Departamento de Enfermedades No Transmisibles, Discapacidad, Violencia y Prevención de Lesiones de la OMS, señala: «cuando un niño tiene dificultades para oír, también puede tenerlas para aprender a hablar, su rendimiento escolar se verá afectado y, en último término, ello puede suponer un obstáculo para su integración social. Sin embargo, podemos evitarlo. Tenemos varios instrumentos para prevenir, detectar y tratar la pérdida de audición en la niñez».

La pérdida de audición en la niñez se puede prevenir en la mayoría de los casos

Las causas de la pérdida de audición en la niñez son diversas. Se calcula que el 40% de los casos se deben a factores genéticos; el 31% a enfermedades infecciosas como el sarampión, las paperas, la rubéola y la meningitis, y el 17% a complicaciones perinatales, en particular la prematuridad, el bajo peso al nacer y la ictericia neonatal. Asimismo, se estima que el 4% de los casos de pérdida de audición en la niñez se debe a la administración de medicamentos ototóxicos a embarazadas y recién nacidos.
Para evitar la pérdida de audición, es esencial vacunar a los niños contra determinadas enfermedades y controlar el uso de algunos medicamentos y los niveles de ruido ambiental.

Cómo reducir las repercusiones de la pérdida auditiva

Cuando antes se detecte que un niño sufre pérdida de audición, más pronto se pueden aplicar las intervenciones necesarias, por ejemplo, proporcionarle un audífono y ofrecerle terapias para mejorar sus aptitudes comunicativas.
Los exámenes sistemáticos a recién nacidos, lactantes, preescolares y escolares para detectar problemas de audición, así como la formación del personal sanitario en la atención primaria de la audición, pueden mejorar significativamente la vida de los niños. Estos programas garantizan que los niños que requieren atención especializada sean capaces de comunicarse, recibir educación y, más adelante, encontrar un trabajo.
La sensibilización de la opinión pública acerca del cuidado del oído y la audición es otra medida fundamental para prevenir la pérdida de audición y luchar contra la estigmatización que acompaña al uso de un audífono. El fortalecimiento de las organizaciones de personas con pérdida de audición y de sus familiares también puede contribuir significativamente a este objetivo.
El informe de la OMS presenta estudios de casos de niños de Camboya, Canadá, Estados Unidos, Reino Unido, Uganda y Viet Nam que muestran los beneficios para las vidas de los niños logrados gracias a los programas desarrollados en estos y otros países. En entornos donde se pueden aplicar de forma óptima intervenciones de salud pública, como la inmunización, se evitan muchos casos de pérdida de la audición en los niños; cuando no es posible emplear estas intervenciones, es esencial centrarse en la detección y el tratamiento precoces.
La OMS recoge datos y la información sobre la pérdida de audición con el fin de conocer su prevalencia y sus causas y efectos, a fin de definir las situaciones en que pueden llevarse a cabo una prevención y una atención adecuadas. La Organización ayuda a los países a elaborar y aplicar estrategias integradas para la atención a la audición en los servicios de atención primaria y proporciona recursos técnicos y orientaciones para la planificación, implantación y desarrollo de recursos humanos.
Fuente: OMS

lunes, 30 de mayo de 2016

Nos protegemos adecuadamente contra el efecto nocivo del sol?

Según un estudio, sólo el 2,5% de los españoles se aplica de manera correcta la crema fotoprotectora .
Utilizar de forma eficaz el fotoprotector consiste en aplicarse el producto 30 minutos antes de tomar el sol, renovarlo cada 2 horas y reaplicarlo tras bañarse o secarse. Unas medidas que no realiza más de la tercera parte de las personas.
Las personas con fototipo I y II, es decir con piel más clara,  deben cuidarse especialmente, pues corren mayores probabilidades de sufrir los efectos negativos del sol, pero, dado que la sobreexposición a las radiaciones solares constituye el principal factor de riesgo, todos los más y los menos morenos debemos tomar medidas para protegernos.
Asimismo, y aunque entre los españoles parece existir una amplia conciencia sobre los daños que el sol puede causar, siete de cada diez sólo usan la crema fotoprotectora al exponerse directamente al sol. Además, aplicarse crema fotoprotectora, evitar el sol en las horas centrales del día, permanecer en la sombra y protegerse con ropa o gafas de sol son las precauciones que se  toman más a menudo para protegerse de las radiaciones solares.
Ahora bien, sólo la mitad de los hombres no se ocupa de la fotoprotección familiar, responsabilidad que sí asumen casi todas las mujeres, bien sea de manera exclusiva o compartida con el padre.
Por otra parte, a pesar de que los bebés menores de un año nunca deben ser expuestos directamente al sol, casi la mitad de los padres y madres lo hace. Los niños menores de un año no tienen todavía la capacidad de defenderse del sol mediante el aumento del tono de color o bronceado, lo que deriva en un altísimo riesgo de quemaduras. Por tanto, es crucial extremar las precauciones con ellos durante los días de playa, montaña o juegos y actividades al aire libre, y de ninguna manera exponerlos al sol antes de los doce meses.
En este sentido, las medidas que aplican los padres con mayor frecuencia son evitar la exposición de su hijo al sol durante las horas centrales del día, usar protección específica para ellos, emplear protector mayor de 50, no exponerles antes del primer año de edad y ponerles una gorra o sombrero.
Respecto a los mitos e ideas preconcebidas sobre protección solar, casi todos pensamos, de manera acertada, que las precauciones siguen siendo necesarias bajo la sombrilla y tres de cada cuatro, que también los días nublados o de invierno deben tomarse medidas de fotoprotección. En cambio, nueve de cada diez personas desconocen que el sol recibido a través del cristal de una ventana no puede producir quemaduras solares, aunque sí puede provocar otros efectos como el fotoenvejecimiento.
Finalmente, a la hora de informarse sobre las medidas más adecuadas de protección solar, la mayoría consulta principalmente a su dermatólogo, mientras que el profesional farmacéutico ocupa el segundo lugar y el médico de cabecera, el tercero, por último hay quien recurre a 'Google'.
Fuente: Jano

jueves, 21 de abril de 2016

Soplos funcionales del corazón

Un soplo es el ruido que hace la sangre cuando pasa por el corazón. Los soplos cardíacos son bastante frecuentes en los niños y generalmente no tiene por qué existir una enfermedad. De hecho hasta la mitad de los niños pueden tener un soplo, tratándose en la mayoría de un soplo que los médicos llaman como funcional o benigno. De todas formas hay que decir que es más probable que se trate de un soplo funcional en los niños mayores y que haya una anomalía cardíaca en los neonatos y lactantes. La frecuencia de que un niño padezca una malformación congénita cardíaca está por debajo del 1%, pero para ello es necesario que el pediatra derive al niño a un cardiólogo infantil para la realización de una ecografía cardíaca, que es la prueba más segura para confirmar el diagnóstico de una posible enfermedad del corazón. En el caso de padecer un soplo funcional el niño puede hacer una vida absolutamente normal ya que no indica enfermedad.

viernes, 18 de marzo de 2016

Guías de actuación ante las cardiopatías familiares


La mayoría de los casos de muerte súbita, particularmente cuando ocurren en personas menores de 35 años, pueden deberse a una cardiopatía familiar. Aunque en los últimos tiempos se está avanzando en la identificación de mutaciones que permiten realizar un diagnóstico genético de estas patologías cardiovasculares, aún queda mucho camino por recorrer.

La comunidad científica persigue la creación de un frente común que implique a todos los profesionales sanitarios (cardiólogos, internistas, cirujanos cardiovasculares, patólogos, genetistas, enfermeras, pediatras, psicólogos…) para homogeneizar criterios de actuación y mantener bajo control estas enfermedades de base genética, como son las miocardiopatías, las canalopatías, algunas enfermedades aórticas y otros síndromes con afectación cardiovascular, tratando de evitar así la muerte súbita de uno o varios miembros de una misma familia.


Este es el objetivo del documento publicado por Revista Española de Cardiología (REC), editada por la Sociedad Española de Cardiología (SEC), que recoge los últimos avances en el conocimiento de las bases genéticas de estas patologías, así como 9 recomendaciones para protocolizar la asistencia de estos pacientes en España.

Como indica el Dr. Roberto Barriales Villa, de la Unidad de Cardiopatías Familiares del Servicio de Cardiología del Complexo Hospitalario Universitario de A Coruña y primer firmante de este artículo, “aunque en los últimos años se han publicado documentos de consenso a nivel internacional que solicitan la creación de unidades especializadas y multidisciplinares de cardiopatías familiares, estas no existen en todas las comunidades autónomas en España, por lo que en ocasiones es difícil el cumplimiento homogéneo de las recomendaciones; de ahí que cobren tanta importancia trabajos de síntesis como este, que conduce a todos los especialistas implicados en el abordaje de las cardiopatías familiares a seguir mejorando su control”.

En la actualidad, “está bien establecido que la cardiopatía isquémica es la principal causa de muerte súbita en pacientes con edad avanzada y factores de riesgo de enfermedad coronaria, pero en menores de 35 años, sean deportistas o no, las cardiopatías familiares son las responsables y suponen un claro desafío”, añade el experto.

Estas son las nueve claves que marcan la nueva lucha contra la muerte súbita vinculada a CF:

1.Se debe dibujar un árbol familiar de al menos tres generaciones, preguntando una a una por posibles enfermedades relacionadas con la cardiopatía familiar en estudio.

2.Ante un paciente con CF, se debe evaluar a sus familiares. 

3.Los estudios genéticos deben incluirse en el arsenal diagnóstico clínico habitual en las CF.

4.En la atención a pacientes con CF, se debe excluir que se trate de una cardiopatía causada por fenocopia (mismos rasgos característicos de una enfermedad, pero sin la alteración genética que estos presentan), ya que estas tienen una evolución clínica y un tratamiento diferenciado.

5.Es recomendable iniciar el estudio clínico de los familiares de pacientes con CF independientemente de la edad. El estudio genético, en el caso de miocardiopatías o enfermedades aórticas hereditarias en la familia, se recomienda el estudio a los diez años de edad, mientras que en las canalopatías se recomienda en el momento del diagnóstico.

6.Se debe dar asesoramiento reproductivo a los pacientes que deseen tener descendencia.

7.Se deben recoger y almacenar muestras de sangre y tejido de los fallecidos súbitamente con CF sospechada o confirmada que permitan la realización de un estudio genético posterior (conocido como autopsia molecular).

8.Sería deseable la incorporación de personal especializado en atención psicológica en las unidades de CF.

9.Se debe fomentar la creación de asociaciones de pacientes de CF que den apoyo no solo a los afectados, sino también a los familiares sanos que conviven con ellos.

Este trabajo es una iniciativa del Grupo de Trabajo de Cardiopatías Familiares de la Sociedad Española de Cardiología (SEC), en el que han colaborado el Grupo de Trabajo de Aorta, el Grupo de Trabajo de Cardiología del Deporte, la Sección de Electrofisiología y Arritmias, la Sección de Insuficiencia Cardiaca y Trasplante Cardiaco de la SEC y la Sociedad Española de Cardiología Pediátrica y Cardiopatías Congénitas. Cuenta, además, con el aval de expertos nacionales e internacionales que han revisado el documento

Fuente: JANO

miércoles, 9 de marzo de 2016

Lentes de contacto para frenar la miopía


Un investigador de la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC) ha desarrollado una lente de contacto que frena, hasta un 43%, la progresión de la miopía. La lente ha sido validada en estudios clínicos realizados en un centenar de pacientes en el Centro Marsden —centro de terapia visual ubicado en el Centro Médico Teknon de Barcelona—, en la Facultad de Óptica y Optometría de Terrassa (FOOT) de la UPC y la Universidade do Minho, Portugal) El autor del hallazgo, Jaume Pauné, asegura que "no existe ninguna otra lente de contacto progresiva comercializada en el mundo con esta efectividad". 

La innovadora lente de contacto controla el desenfoque periférico para ralentizar la progresión de la miopía en niños y jóvenes. El diseño se basa en una modificación continua de la potencia refractiva. Tal como explica Pauné, el diseño "está basado en estudios que han demostrado que, a pesar de que una persona vea bien de lejos, es decir, en sentido recto y enfrente, en los laterales continúa viendo imágenes, pero borrosas. Este efecto hace que la miopía siga progresando". "Por ello, la lente de contacto que ha desarrollado es radicalmente diferente a las convencionales. Éstas intentan corregir la miopía modificando el centro de la retina; la que he creado modifica la imagen en el centro y también en los laterales, es decir, en toda la extensión de la retina". "De hecho", concluye, "experimentos realizados en animales confirman que la imagen que se forma en la periferia de la retina es fundamental para el control de la miopía".

La eficacia de la lente hidrofílica ya ha sido probada con un centenar de pacientes que las han utilizado a lo largo de 2 años. El análisis mostró un efecto de freno de hasta un 43% en la progresión de la miopía. 

Fuente: Jano